sábado, 11 de diciembre de 2010

Crujiente de morcilla y mango con mahonesa de sidra

imprimir página
Reunir en esta receta los tres ingredientes que más le gustan a mi hermana pequeña, ha resultado ser un reto fantástico. Ella está lejos y hace poco que me ha convertido otra vez en tía de una niña maravillosa, aunque bastante llorona, creo.... Enhorabuena hermanita!  Por eso, y porque nos echamos de menos mutuamente, quiero dedicarle este plato.
Lo ideal hubiera sido que lo probaras para dar el visto bueno, pero no te preocupes, tendrás tiempo, que esta tapita ha sido un rotundo éxito y pasará a formar parte del menú de Nochevieja en tu honor.
Mango, sidrina y morcilla picante. Aunque en un principio me parecían ingredientes casi imposibles de integrar de manera acertada, tengo que confesar que después de solicitar consejo a mi sensei -gracias- se me abrió el cielo y descorché la botella de sidra para celebrarlo.
Y éste es el resultado



Crujiente de morcilla y mango con mahonesa de sidra

 
Ingredientes:
500 ml de sidra natural (de escanciar)
1 morcilla de León
1/2 mango
1 manzana reineta
3 hojas de pasta filo
3 cucharadas de mahonesa
1 cucharada colmada de azúcar
1 cucharadita de mantequilla
aceite de girasol para freir
 
Hacemos una reducción de sidra. Para ello calentamos la sidra con el azúcar en un cazo y la mantenemos hirviendo suavemente durante media hora más o menos, hasta que quede reducida a unas dos cucharadas soperas. En este punto estará espesa como la miel, y en tu cocina tendrás un impresionante olor a sidrería asturiana, que yo pensé que no se iría nunca.... pero se va, tranquilos. He de decir que me sorprendió el intensísimo sabor y olor a manzana ácida, a sidra tal cual. Reservamos.

Pelamos y cortamos en dados pequeñitos el mango y la manzana. En una sartén derretimos la cucharadita de mantequilla y doramos a fuego medio la fruta. Movemos suavemente durante 5 o 6 minutos y la sacamos a un cuenco para que enfríe. Guardamos los trocitos mejores, más enteros y con bonito color para decorar luego.
En la misma sartén y sin aceite, freimos el mondongo extraido de la morcilla y dejamos que enfríe también.

Sacamos las 3 hojas de pasta filo, la mias son rectangulares de unos 32 x 38 cm;  las estiramos juntas en la encimera bien limpia y seca y las dividimos en 3 partes de ancho x 4 de largo. Salen 12 cuadrados de 10,5 x 9,5 cm aproximadamente. Tapamos las láminas con un paño para que no se sequen y las sacaremos de una en una a medida que vayamos rellenando.

En un lateral del cuadrado de pasta extendemos una cucharadita de morcilla y otra de trocitos de fruta (podemos machacarla un poco con un tenedor y nos facilitará la labor, pero a mi me gusta con tropezones). Enrollamos metiendo hacia adentro parte de los extremos, para que no se salga el relleno, como si hicieramos un paquetito o si preferimos podemos hacer un caramelito, y untamos el otro lateral con una gota de aceite para que quede sellado. Procedemos igual con todos los trozos de pasta filo. Los vamos colocando sobre una bandeja, separados para que no se peguen unos a otros.

Mezclando unas cucharadas de mahonesa ya hecha (en casa o de bote) con un poco de la reducción de sidra, conseguimos nuestra mahonesa de sidra (si se ha solidificado, la calentamos unos segundos en el microondas para que vuelva a su estado meloso), nos quedará con un bonito color café con leche y un intenso aroma y sabor a manzana verde. Uhmmm!!! deliciosa! Vais probando con más o menos reducción hasta que quede a vuestro gusto. Es un auténtico descubrimiento, ya estoy pensando en qué volver a utilizarla....

En el último momento, cuando se vayan a comer, ponemos aceite de girasol en una sartén y cuando está bien caliente, vamos friendo los paquetitos; una vuelta rápida por cada lado para que se doren y enseguida a un papel chupón para retirarles el exceso de aceite.
Emplatamos el crujiente de morcilla en un platito de esos diminutos para tapas, o en su defecto en uno de café. Coronamos con un pegotín de mahonesa de sidra, una gotita de la reducción y un trocito de mango. Unos mini palitos de cebollino darán el toque de color.
A disfrutarlo!!
Hermanita, te va a encantar!!! :D
 

3 comentarios:

  1. Ole!!! una pinta buenísima y apetecible de verdad!!!.
    Me encanta la idea y esa mahonesa se ve perfecta (te la ro0obo ) un beso0o.
    Un saludo guapa!!

    ResponderEliminar
  2. Evaaaaaa
    voy a intentar hacerlo ahora mismo..... pero no tengo mango... o sea que sin mango....tengo un antojo de morcilla que no te lo imaginas !!!!!!
    Y decirte que tiene una pinta estupenda !!!!!!
    lo de la mayonesa; un puntazo !!!
    besitos !!!!

    ResponderEliminar
  3. Que delicia, que bien presentado y aqui me tienes para quedarme a disfrutar de tus maravillas

    ResponderEliminar

Me apetece saber qué opinas, así podré mejorar :D Gracias!!