sábado, 9 de abril de 2011

Limonada Leonesa

imprimir página
Se cuenta que, durante la Pascua, en la que las bebidas alcoholicas estaban prohibidas, los cristianos leoneses bajaban a la Judería -nuestro Barrio Húmedo- y atacaban a los judíos responsabilizándoles de la muerte de Cristo. Las autoridades, alarmadas,  permitieron que en las tabernas cercanas a la Judería se vendiera una bebida suave (vino rebajado con agua y limón) para que la alegría de la embriaguez les hiciera desistir de sus intenciones. A raiz de esta curiosa relación limonada-judíos, y ya desde el medievo, nos llega por tradición oral la expresión "matar judíos" que hoy en día seguimos utilizando los Leoneses (por supuesto, sin ninguna connotación xenófoba) cuando, exclusivamente en Semana Santa, nos acercamos al Barrio Húmedo a tomar limonadas.   Otro posible origen de la expresión "matar judíos" está atribuido a Fernando el Católico, cuando al firmar el decreto de expulsión de los judíos de España, supuestamente dijo "Limonada que trasiego, judío que pulverizo".
La buena Limonada Leonesa no debe confundirse con la sangría, que suele estar rebajada con agua. Nuestra limonada es un trago delicioso y dulce, aunque con peligrosos efectos, pues contiene un alto grado alcohólico producido por el efecto del azúcar sobre el vino y la fermentación de la fruta.
La receta de la limonada leonesa tiene una base común, consistente en macerar el vino con azúcar, canela y cítricos, pero cada uno le añadimos nuestro truco o toque particular.
Recomiendo, por supuesto, que le vino utilizado sea un buen Prieto Picudo, cualquiera de la DO Bierzo o Tierra de León, que ya que la limonada va a ser leonesa, que lo sea con razón!!
En fin, que cada maestrillo tiene su librillo y esta receta que os traigo lleva el truco de mi suegro, que así la hizo en casa desde siempre, pero os aviso, light lo que se dice light no es... y 0,0% tampoco jajajaja

Ingredientes
3 litros de buen vino tinto
400 gr de azúcar
300 gr de higos secos, orejones o dátiles (o mezcla)
150 gr de uvas pasas
2 limones
2 manzanas (tipo golden)
3 palos de canela
500 ml de vino moscatel
600 ml de zumo de limón (puede ser de naranja)
la piel de 1 naranja y 1 limón (sin lo blanco)

La operación es bien sencilla. En una cazuela grande ponemos todo: los líquidos, las frutas troceadas (lavadas y sin pelar, sobre todo los higos, a los que debemos retirar bien la harina bajo un chorro de agua), el azúcar, la canela y la piel de naranja y limón. Removemos bien.
Debe macerar en sitio fresco y oscuro (al menos tapado) durante 3 días, removiendo un par de veces diarias. Al cuarto dia colamos bien, exprimimos bien todo el jugo de las frutas.... y ya podremos disfrutarla. Hay quién le deja tropezones de fruta al servirla;  a mi no me gusta, me estropea el trago...
Durante el tiempo de reposo, probaremos y rectificaremos de azúcar si fuera necesario, y si gusta más fuerte o más suave, podremos añadir más moscatel, más vino o más zumo, a gusto del consumidor.
A los que ya conocéis la limonada leonesa, ésta os encantará, aunque es algo fuertecita, así que, con la venia de mi señor suegro, os permito de modo totalmente excepcional y sin que  sirva de precedente, que la aligeréis con un poco de agua o incluso que le deis un toque burbujeante con refresco de limón.
A los que no os gusta demasiado el vino, deciros que esta bebida es diferente y muy rica, así que animaros a preparala y servirla fresquita que es como mejor está... pero cuidadín, que no veáis como le pega... con un par de copitas tenéis alegría para pasar la tarde... jajajaja :D 


6 comentarios:

  1. Eva para el calor de estos días esta genial, :)))

    ResponderEliminar
  2. Leooooooon patria queridaaaaa, hostia me he equivocao, pero es que viendo esto se me nublado la mente y pensando en el calor que ha hecho hoy, que bien entraría este vinito. Muy bien Evgar y señor suegro.

    ResponderEliminar
  3. Mmmmmmmmmmmmm, tiene que estar de muerte Evgar, no sabía esto, me la hubiera pedido en alguna de las ocasiones que he estado en el Húmedo, que han sido varias ya......un muac

    ResponderEliminar
  4. Buenísima!!!! Como me tomaba yo ahora un vasito de esos para pasar estos calores precoces de Madrid...
    Ah!! Me ha gustado la historia de la limonada. Cada dia aprende uno algo nuevo.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Doy fé de que la limonada de Eva está de "muerte" y ¡¡mejor va para el frío que para el calor!!
    ¡¡Riquísimaaaaa!

    ResponderEliminar

Me apetece saber qué opinas, así podré mejorar :D Gracias!!