domingo, 13 de marzo de 2011

Guiso de alubias canela

imprimir página
Con esta receta, participo en el concurso Le Creuset: Pon una Cocotte en tu vida que organiza Recetas de rechupete. El premio no es otro que una bonita cazuela de Le Creuset, que por supuesto ayudaría a que este plato que os propongo hoy mejorase, si cabe, encontrando ese toque especial de cocinar en cazuela, a fuego lento, y que raramente conseguimos en estos tiempos de prisas y comidas rápidas.
Este guiso es contundente, muy sabroso aunque algo calórico, como suelen serlo los potajes de zonas frías, y eso es justamente lo que necesitamos aquí para pasar estos días de invierno que aún nos quedan.

Dicen que la alubia canela es la más fina y sabrosa de todas las alubias de color. Las que cocino hoy son concretamente de la mejor zona donde se cultiva esta legumbre, la Comarca del Páramo Leonés. 
La alubia canela es una alubia suave y cremosa, a mi me recuerda muy ligeramente a la castaña, su bonito color canela se transforma en un marrón anaranjado en cuanto se cuece. No se deshace, pero forma un caldo muy cremoso y con un sabor muy rico, y creo que en cualquier versión de potaje quedaría espectacular.

Ingredientes
220 gr de alubias canela de La Huerta de Ana Mary
150 gr de judías verdes
1 patata pequeña
1 trocito de tocino ibérico
1 chorizo fresco
1 morcilla tipo asturiana
1 hueso de rodilla de ternera
1/2 k de morcillo de ternera
2 dientes de ajo
1 puerro
1/2 cebolla
1 zanahoria
1 trozo de alga kombu (opcional)
pizca de hierbas provenzales, 2 hojitas de laurel, agua y sal

Preparación
Ponemos la noche anterior las alubias a remojo, en agua con una pizca de sal.
En una olla rápida grande ponemos las alubias escurridas, con agua nueva que las cubra. Añadimos las verduras enteras, las judías verdes en trocitos, el alga kombu, el hueso y todas las demás viandas. Ponemos el laurel, una pizca de hierbas provenzales (en su defecto un poco de romero, tomillo y orégano) y sal, con moderación, que los embutidos y el tocino ya dan su parte de alegría al guiso.
Pasados 5 minutos desde que comience a hervir añadimos un chorrito de agua fría para cortar la cocción, repetimos el proceso otra vez más y bajamos a fuego medio, retiramos con una espumadera las impurezas que han podido soltar. Cerramos la olla y cocemos todo a fuego medio durante 45 minutos.
En este punto, retiramos verduras y viandas y las reservamos. Chascamos la patata en trozos pequeños y la añadimos al guiso. Cocemos durante otra media hora a fuego lento, con la olla medio destapada y cuidando de que no se pegue, removiendo suavemente de vez en cuando. Esto hace que el guiso espese y coja una consistencia que no obtendríamos si sólo cocinaramos en la olla expres.
A la hora de servir, picamos la zanahoria en trocitos y se la añadimos.

 
Podemos presentar con o sin parte de la ración, así llamamos desde siempre por estas tierras al conjunto de carnes y embutidos que ponemos a estos cocidos.


También unos buñuelos preparados con la ración podrían acompañar el plato de alubias.
Buñuelos
50 gr de mezcla de carne, chorizo, tocino y morcilla
1 huevo
2 cucharadas de harina
1 chorro de leche
una pizca de levadura royal
Mezclamos todo bien, nos ha de quedar una masa algo líquida que freiremos poniéndola a cucharadas en aceite de girasol bien caliente. Cuando adquieran un bonito color dorado, ponemos sobre un papel absorbente para retirar el exceso de grasa y servimos junto al guiso.

4 comentarios:

  1. Vamos q vas a ganar!! Mucha mierda...bss

    ResponderEliminar
  2. Muchísima suerte en el concurso Eva!!! Te ha quedado un plato de alubias bonito bonito!!! ese plato con un buen pan, fiestón seguro!!!!

    ;-)

    ResponderEliminar
  3. Ummm, que bueno!!! Y encima con alubias leonesas, ja,ja Te deseo mucha suerte en el concurso y desde ahora me quedo en tu cocina...

    ResponderEliminar

Me apetece saber qué opinas, así podré mejorar :D Gracias!!