lunes, 10 de octubre de 2011

Mi primer queso fresco

imprimir página
Últimamente mis publicaciones son muy pocas. Primero el verano, en el que suelo estar menos en casa y por lo tanto cocino menos, y ahora el comienzo de curso, que siempre es un poco duro, han hecho que no tenga demasiado tiempo para dedicarle al blog, y por consiguiente las entradas se han reducido. También mis visitas y comentarios a otros blogs; si es que no doy abasto a verlo todo... y la lista de recetas pendientes ya va teniendo metros de larga... 
En breve supongo que todo volverá a la normalidad, una nueva rutina se instalará en mi casa y podré dedicar más tiempo a esta pasión mía y vuestra tan entretenida que es cocinar, y a contaros mis aventuras y desventuras culinarias, y a leer las vuestras, y a probar vuestras recetas... y otras muchas cosas más que tengo en el tintero y que se supone que ahora que tendré más tiempo libre podré retomar.... o eso espero!!
Pero no creáis, que algún ratito si que he sacado y tengo alguna que otra experiencia muy, muy positiva que os iré contando.
Empezaré por deciros que soy de los afortunados que "tiene pueblo" con sus huertas, sus vacas y su río. Pero quizás por eso hay cosas que nunca se me hubiera ocurrido ponerme a hacer en casa, que para eso ya estaban otros. Ni siquiera consumimos a diario leche de vaca, porque nos resulta bastante "fuerte"... claro, acostumbrados a la porquería que compramos en el super... ay madre, cuán equivocados estamos!!! y cuánto tardamos a veces en darnos cuenta de que lo realmente bueno lo tenemos delante de las narices...
Y ahora que me animo y descubro que con la leche de vaca es tan fácil hacer por ejemplo, mi propio queso fresco.... me llevan los demonios, porque hace poco más de un año que el último ganadero del pueblo tuvo que dejar sus vacas. No sabéis lo mucho que me arrepiento de no haber encontrado antes a Maite, y a su genial blog Hierbas y especias, el cual nunca me canso de leer y que os recomiendo encarecidamente, pues su forma entretenida y sencilla de contar las cosas y dejarnos asomar la nariz en su vida, hacen que me parezca un blog muy especial, ameno y entretenido, y por supuesto con unas recetas y unas fotos maravillosas. Yo, como Maite, también defiendo y defenderé el pueblo de toda la vida a capa y espada.
Pues os decía que gracias a Maite me animé por primera vez a hacer queso fresco en casa. Algo relativamente sencillo, que no lleva mucho tiempo y que resulta muy gratificante. Creo que deberíamos pensar seriamente en volver a estas costumbres antiguas de procurarnos alimentos naturales, de hacer muchas de estas cosas con nuestras propias manos y sentirnos orgullosos de ello. Nuestros hijos nos lo agradecerán algún día.
Respecto a la receta del queso, sólo necesitamos 1 litro de buena leche y un limón. Si, si... no abráis tanto los ojos.... sólo eso. Bueno, un colador fino y una gasa estéril de algodón ayudarán mucho.
Yo he probado con varios tipos y marcas de leche... de momento de supermercado, aunque en breve conseguiré leche de vaca recién ordeñada, ya os contaré. Algunas de ellas sencillamente no hacen queso, sólo una pasta cremosa, que no podría llegar a llamarse ni siquiera ricotta. Lo mejor, independientemente de la marca, es que compréis leche fresca, pasteurizada y entera, de la que tienen en las cámaras frigoríficas y que sólo dura unos cuantos días. Con ella sale un quesín bastante considerable. El tema de la temperatura ideal os lo cuenta muchísimo mejor que yo nuestra amiga en un post de lo más interesante. Os lo resumo diciendo que pongáis la leche en un cazo a fuego medio, cuando se ve que quiere empezar a hervir, se retira del fuego y se deja reposar 5 minutos (en mi caso estuvo 8). Con esto, la leche suele tener la temperatura perfecta para añadir el zumo de limón colado. Removeremos lo justo para mezclar un poco el zumo y dejaremos que haga su labor, sin volver a tocarlo hasta pasada una hora. Luego lo colaremos a traves de la gasa puesta sobre el colador y recogeremos el suero que cae y que nos servirá por ejemplo para hacer un riquísimo pan o un estupendo y jugoso bizcocho, pero eso os lo contaré en otra ocasión.
Apretaremos la gasa para que salga casi todo el suero, anudaremos y lo colgaremos como bien podamos, colocando un recipiente debajo para seguir recogiendo el suero que suelta. Lo dejaremos colgado en un sitio fresco durante 5 o 6 horas.
Le daremos forma al queso con un aro de emplatar, aunque servirá cualquier otra cosa, lo ponemos sobre una rejilla con un paño y un peso encima durante otras cuantas horas. Mai luego lo pone en salmuera, a mi me gusta tal cual, para acompañarlo con una mermelada, membrillo o una rica miel de brezo y roble que hacen las abejitas de mi hermano. Si lo preferís con sal, el momento de ponérsela es antes de darle forma.
Bueno, después de esta super-entrada creo que debería dejaros descansar unos días... o no? :D
Espero sinceramente que os animéis a hacer queso, es más fácil de lo que parece y merece muuuuucho la pena, pero sobre todo produce una enorme satisfacción.
El tema del pan casero con suero de leche... os lo contaré en breve. Besotes mil!!!
Tostada de queso fresco y mermelada de mora caseros

10 comentarios:

  1. Me encanta esta entrada y ya le dado al botón de "te copio" pero yo tambien tengo una lista interminable de pendientes uffff...como te entiendo.
    bss wapa

    ResponderEliminar
  2. Holaaaaa! me conecto un ratico desde la terraza con cobertura a veces sí a veces no (las cosas de la playa) y este es el primer post que leo desde que salí de vacaciones... ainssss qué alegría más bonica me has dejado en el cuerpo!

    Mil gracias a ti por animarte a experimentar juntas:-)
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Lo tengo en pendientes...te ha quedado perfecto...es que Maite es un as...
    besitos

    ResponderEliminar
  4. Joder, sí que pensamos parecido. Tengo 4 yogures griegos esperando para hacer queso fresco en aceite. Mañana me iba a poner. Siempre te me adelantas. Eso tiene que tú seas la crack y yo el cenutrio. Jajaja ya te avisare Cuando Lo tenga. El tuyo muy bueno para variar. Besos

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué arte, olé, olé y olé! Besos y feliz martes.

    ResponderEliminar
  6. Eva, genial entrada !!!
    como todas las que haces !!!
    el queso, tiene una pinta muy, muy rica !!!
    bss

    ResponderEliminar
  7. El queso artesano es lo mejor que hay, recuerdo a mi abuelo que los hacia.estaban muy ricos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Es que como lo natural y casero no hay nada y aquí está la prueba, te ha quedado fantástico. Por cierto, tú que puedes consumir leche de vaca fresca te animo a que veas mi última entrada "Cuajada Casera", creo que también te encantará.

    Muchos besos.
    GustoCocina - María G.

    ResponderEliminar
  9. Pues te ha quedado estupendo este queso fresco, yo jamás lo he hecho pero se ve sencillo, tendré que animarme! un beso

    ResponderEliminar

Me apetece saber qué opinas, así podré mejorar :D Gracias!!